A siete meses del asalto a una heladería en avenida Balloffet en San Rafael, el delincuente conocido como el "Chuky" fue sentenciado a 5 años de prisión. El atraco a mano armada se llevó a cabo en la siesta de Navidad en 2019.

Pablo Javier Giménez deberá cumplir con la totalidad de la condena impuesta por la jueza la jueza María Eugenia Laigle porque es reincidente.

Si bien la tarde del asalto Giménez utilizo un casco de moto y lentes oscuros para ocultar su identidad, la filmación de distintas cámaras de seguridad y la comparación con imágenes de otros delitos le permitió a la policía dirigir la investigación hacia el “Chuky”.

La detención se concretó el 29 de diciembre pero a causa de una denuncia por violencia de género.

La última condena a Giménez es de 2015 cuando lo enviaron a prisión por un violento asalto en una casa de familia en Las Paredes.

A poco de recuperar la libertad volvió al ruedo y nuevamente fue apresado y sentenciado.