El intendente estuvo 23 días con licencia por enfermedad. Llegó a estar internado en terapia intensiva en Buenos Aires.


Después de permanecer 23 días con licencia por enfermedad, el intendente Emir Félix retoma el control de la comuna sanrafaelina.

Félix estuvo alejado de la función por tres semanas y llegó a sospecharse que su afección tenía relación con el coronavirus debido a una neumonía que se agravó por su enfermedad de base Addison.

El 17 de abril el intendente fue trasladado en un vuelo sanitario a Buenos Aires y quedó internado en el hospital Posadas en terapia intensiva. El jueves 23 de abril, el jefe comunal recibió el alta pero con la condición de continuar en tratamiento “ambulatorio”.

La fase de recuperación en San Rafael concluyó hoy y ya está en condiciones de volver a sentarse en el sillón de la intendencia.

Sin titubeos, el cacique sanrafaelino aseguró que mantendrá las máximas restricciones mientras la emergencia sanitaria siga vigente en el país.

“Comprendo la ansiedad de muchos, pero he analizado lo que pasó en las sociedades donde no se cumplió el aislamiento, y el virus está volviendo con mayor virulencia. Sólo espero que no tengamos que lamentar víctimas porque eso es irreparable. Todas las áreas del municipio están preparadas ante la eventualidad que se registre un pico de contagios”, dijo en diálogo con LV 4 Radio Nacional San Rafael.

Félix consideró que “el nivel de concientización de nuestro pueblo ha funcionado de manera eficiente” y luego sembró algunas dudas sobre el caso que se registró en Jaime Prats, distrito emplazado a 75 kilómetros de San Rafael ciudad.

Nos genera muchas dudas porque ningún familiar de la persona que estaba enferma se contagió”, afirmó.

En cuanto a la situación de los geriátricos dijo que hay algunos “que no cumplen con todos los requisitos” y anticipó que se comunicará con la ministra de Salud de Mendoza “para ponerla al tanto del estado de situación de los hogares de ancianos, para abordar el tema lo más rápido posible”.

“Lo importante es que cada paso que demos no implique tener que dar dos para atrás, como ha ocurrido en otras ciudades del mundo. No se pueden dejar las cosas como están”, agregó.

Sobre la crisis económica que se generó a partir del aislamiento social, Emir Félix comentó que tomará contacto con el gobernador Rodolfo Suárez porque “la situación económica es muy compleja. Aún si saliéramos hoy, la economía ya está castigada. Un bar o un restaurante pueden abrir sus puertas mañana, pero la gente va a tener dificultades para concurrir”.

Por último opinó que “las dificultades van a durar al menos un par de años, por lo que vamos a tener que cambiar los modos de funcionamiento de nuestra sociedad”.




Comentarios