Un policía fue apartado de la fuerza preventivamente luego que autoridades sanitarias lo denunciaran por robar guantes, barbijos y alcohol en gel de la guardia del hospital Schestakow, donde cumple funciones.

El martes ingresó la denuncia de las autoridades hospitalarias ante la llamativa desaparición de insumos básicos en la guardia del hospital sanrafealino.

Si bien la justicia allanó la casa del efectivo sospechado de llevarse los artículos, y no encontró nada, la investigación sigue abierta.

Según fuentes policiales, el efectivo apuntado por estas desapariciones fue separado preventivamente de la fuerza y le retiraron la pistola 9 milímetros (arma reglamentaria) mientras continúe la investigación.

El efectivo presta servicios en la Comisaría Octava y lleva muchos años trabajando en la fuerza, confiaron. El expediente está caratulado como hurto simple.

"Creemos que no se supo manejar y ha estado sacando los insumos sin control. Le deben haber dicho que podía usar los barbijos y sacó de más", indicaron fuentes del Sur.

Además, le realizarán los test psicológicos al policía para saber su condición. No quedó detenido momentáneamente.

Fuente: Sitioandino