Además de abonar una cuantiosa infracción vial, estará tres meses sin poder conducir.


A poco más de una semana del inicio de clases, la conductora de un transporte escolar fue multada por conducir ebria y la inhabilitaron para manejar. El test de alcoholemia arrojó que circulaba con 1,75 gramos de alcoholo en sangre.

La conductora de un transporte escolar protagonizo un pequeño incidente vial el fin de semana que derivó en las actuaciones policiales. El sábado por la tarde, la mujer conducía por avenida Balloffet y se llevó por delante el espejo retrovisor de otro vehículo.

La mujer le restó importancia al incidente y continuó la marcha, sin embargo un par de cuadras más adelante la detuvo la policía porque el damnificado había realizado la denuncia.

Como el accidente era mínimo, los efectivos procedieron a efectuar el proceso vial rutinario pero se llevaron una gran sorpresa cuando sometieron a la conductora al test de alcoholemia.

Cuando se dieron cuenta que manejaba con casi el triple de alcohol de lo permitido, la dejaron demorada, le retuvieron la licencia y también el vehículo.

Por conducir ebria, pero además tener el carnet profesional, la justicia le impuso una multa de $85.000 y también 90 días de inhabilitación para manejar.

Fuente: Info Ya​




Comentarios