La categoría desembarcará por primera vez en el trazado nicoleño, que el año pasado coronó a Agustín Canapino en el TC. 


El propio presidente de la categoría, Hugo Paoletti, confirmó este último fin de semana en La Pampa que la final del Turismo Nacional se disputará en el autódromo de San Nicolás en la previa de las fiestas, entre el 20 y el 22 de diciembre.

Será el bautismo de fuego en el trazado nicoleño, que en octubre recibió al Súper TC 2000 y a fin de año terminó coronando a Agustín Canapino (Chevrolet) en el Turismo Carretera.

Hasta el múltiple campeón Juan María Traverso se dio el gusto recorrer el circuito y fue categórico: “La pista es perfecta, el auto no tiene ningún movimiento y les va a costar mucho a los pilotos dominarla porque todas las curvas tienen muchas alternativas”. “Va a ser muy difícil”, remarcó.






Comentarios