Guadalupe Altamirano Sinatra es la mujer que este miércoles se encadenó en la puerta del Poder Judicial de San Luis para pedir por la restitución de sus hijos de 11 y 12 años. Los menores se encuentran bajo la tutela de su padre, expareja de la mujer, a quien ha denunciado por abuso sexual.

Quiero velar por la integridad de mis hijos. Hasta que esa situación no se resuelva, yo no quiero que los chicos estén bajo su cuidado”, expresó Guadalupe.

Alejandra se encadenó al Poder Judicial de San Luis para pedir por la restitución de sus hijos Foto: web

La mujer explicó que se retiró de Tribunales pasadas las 18, cuando se acercó una funcionaria dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, con quien llegó a un acuerdo para tratar de entrevistarse este jueves con el presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Jorge Levingston, con el juez Ariel Parrillis, quien lleva adelante el expediente por abuso, y con la jueza de Familia, Niñez, Adolescencia y Violencia 2, Viviana Oste.

La historia de la pérdida de la tenencia de los niños

Altamirano Sinatra contó a El Diario de La República que todo empezó el 14 de marzo de 2020, día que fue detenida por la Policía Federal por una causa por drogas. Ella recuperó la libertad el 6 de mayo de ese mismo año, pero perdió la tenencia de los niños.

Mientras estuvo detenida, los chicos permanecieron con su expareja y no volvieron a estar con ella. “Ya tuve mi juicio y no se pudo demostrar aquello por lo que se me acusaba”, expresó a dicho medio.

Altamirano Sinatra mencionó que, en julio de este 2021, la jueza Natalia Giunta había avalado que ella tuviera la tenencia de la nena, pero que nunca se hizo efectiva.

“Quiero que se cumpla ese fallo. Me otorgaron la restitución de mi hija, aunque no la de mi hijo. De igual manera, quiero se cumpla”, exclamó.

Una fuente judicial aclaró que la niña no fue restituida ya que el padre de los chicos había apelado en su momento.

“Durante el proceso hubo distintas pericias, incluso se los escuchó a los niños, ya que tienen edad para expresarse por sí mismos. El nene manifestó su deseo de quedarse junto a su progenitor y la nena, con la madre. En función de eso, la jueza Giunta tomó una determinación, que fue apelada. No se trataba de la restitución, si no del cuidado personal de la niña. A raíz de esa situación, el expediente es analizado por la Cámara de Apelaciones de Familia”, detalló dicha fuente.

Además, Guadalupe contó que ha presentado un pedido para la extensión de los regímenes de visitas, aunque tampoco tuvo respuestas. “Son visitas cada 15 días las que tenemos actualmente, pero es solo eso. Sus dos hermanos (otros hijos de la mujer) los quieren ver y mi familia también, y no pueden”, relató.

“Lo pedimos hace un tiempo y la solicitud está en la nada, no hemos tenido ninguna novedad”, añadió al respecto.