Con la llegada de Semana Santa, comienzan a adoptar medidas para controlar el arribo de turistas a sus localidades, por lo que desde el orden departamental se ha instado a cada administración a adoptar un toque de queda nocturno.

Guillermo Alvira, alcalde de San Luis, reveló las restricciones que se tendrán durante los días santos, los cuales van orientadas a la movilidad nocturna y venta de licor.

“Nosotros tenemos el toque de queda de 12:00 p.m. a 5:00 a.m., y vamos a implementar el mismo toque de queda los días miércoles, jueves y viernes prohibiendo la venta de bebidas embriagantes”.

El mandatario expuso que esta localidad es un destino durante los fines de semana, donde hay un alto arribo de visitantes. “San Luis se ha convertido en un municipio donde los fines de semana y Semana Santa va mucha gente a visitarlo, es un municipio turístico igual que el corregimiento de Payandé”.