Este jueves se cumplen 7 meses del homicidio de Alejandro “Bebo” Ochoa en la localidad de Cortaderas, cuando fue secuestrado por 2 hombres encapuchados con armas largas, que merodeaban por los alrededores de su casa.

// Mira también Gabriel Ponce bailó en Showmatch en un homenaje a Astor Piazzolla

Su hermana, Ivana Ochoa, se manifestó al respecto y pidió justicia: “Pasó mucho tiempo para que no tengan nada. No han llamado a declarar al único testigo”.

"Bebo" Ochoa. Tenía 35 años.

Alejandro había desaparecido el sábado 27 de marzo, día en que la Policía de San Luis halló el cadáver en el paraje “El Adobe”, situado a 150 metros de la ruta provincial 1 a la altura del kilómetro 17.

Dicho lugar había sido intensamente rastrillado durante días por efectivos y canes adiestrados.

Su cuerpo fue encontrado debajo de un árbol en una obra en construcción cerca de Cortaderas, localidad ubicada al noroeste de la provincia.

El cadáver presentaba un alto grado de descomposición y, sobre la cabeza, le habían colocado una bermuda de jean, por lo que se supone que llevaba varios días allí cuando lo hallaron.

Además, la víctima registraba un corte en el cuello y múltiples mutilaciones en el cuerpo, según confirmó el médico forense en su momento.

// Mira también Juntos por el Cambio tuvo que cambiar el color de su boleta