La Cámara Penal 1 de San Luis condenó a Gabriel Ignacio Velázquez quien asesinó a su vecino, Enrique Ángel Hernández, de una puntazo dado con un cuchillo al corazón, en 2018, en una vivienda de Juana Koslay.

//Mirá También: Un juez ordenó la detención de un asesor del gobernador Rodríguez Saá

Los abogados defensores se esforzaron por desligarlo del crimen resaltando la falta de testigos presenciales del hecho. La fiscalía había solicitado 25 años de cárcel, pero el imputado recibió una pena de 14 años por el delito de “homicidio simple”.

Según se desprendió del debate oral los abogados del acusado, Guillermo Levingston y María Paula Penna afirmaron que “solo encontramos testimonios de oídos, no presenciales. No tenemos ningún testigo presencial del hecho, solo indicios”. “En consecuencia, no podemos decir que haya alguna confesión que la tiene acreditada el ministerio fiscal y mucho menos decir que apareció ninguna foto”, alegó el primero.

Por su parte Penna había dicho que algunas pruebas se obtuvieron y manipularon de manera “dudosa”, como también lo fue el testimonio de uno de los principales testigos.

Cabe destacar que a Hernández se lo conocía con el apodo de “El Memeco”; y a Velázquez, como “Bin Laden”.

El fiscal de Cámara, Maximiliano Bazla Cassina, durante el juicio consideró que los testimonios de los vecinos de la víctima y del victimario dejaron claro que “Bin Laden” fue el agresor y que, al llegar la Policía, “éste los recibió con un cuchillo que luego se comprobó tenía sangre y que confesó haber participado en una pelea aunque no recordaba nada”.

Basándose en el informe forense sobre la falta de heridas de defensa en el cuerpo de “El Memeco”, Bazla Cassina consideró que la víctima fue atacada mientras estaba durmiendo y que su agresor le asestó una puñalada que sabía iba a provocarle la muerte.

//Mirá también: Denuncian que Jhon Rodríguez nunca recibió la vacuna contra el Covid-19

Con el fiscal había coincidido Diego de la Cruz Domínguez, abogado de la familia de Hernández, que les pidió a los jueces que consideraran como “la alevosía y del ensañamiento” en el crimen, ya que “El Memeco” se encontraba en completo estado de indefensión al momento del ataque, ebrio y dormido, y que según las pericias recibió 3 estocadas.

Tras lo dispuesto por la Cámara Penal, Gabriel Ignacio Velázquez “El Memeco” deberá pasar los próximos 14 años detenido en prisión. Fuente El Diario