El Concejo Deliberante de la Ciudad de San Luis aprobó por unanimidad el proyecto de boleto estudiantil gratuito con modificaciones entre las que se incluyen los alumnos de escuelas privadas y simplicando el trámite para adquirir el beneficio.

Las deliberaciones duraron casi dos horas y comenzó con una alocución de la concejala Julieta Ponce, presidenta de la comisión de Transporte, quien repasó la emergencia administrativa que llevó a que el beneficio fuera suspendido apenas asumiera el intendente Sergio Tamayo. Al respecto, Ponce aseguró que el nuevo proyecto “es sostenible en el tiempo”.

“El boleto debería ser universal, sin límites”. “Creo que este es un primer paso, no vamos a dejar de seguir insistiendo en años sucesivos para que sea universal”, remarcó a su turno Carlos Ponce, del bloque unipersonal Identidad Popular y ex presidente de Transpuntano, estimando que con las modificaciones incorporadas se va a lograr cubrir “entre el 65 y el 68% de lo que era el boleto universal”.

Por su parte, el concejal Otoniel Pérez Miranda, presidente del bloque Juntos por San Luis (JSL), destacó las negociaciones que permitieron lograr este consenso; Luego llegaron los discursos de los integrantes de San Luis Unido, que fueron por lejos los más cargados de críticas.

Ailén Chaine criticó en particular el requisito de tener que firmar una declaración jurada de que la persona no percibe más de 3 salarios mínimo, vital y móvil. “Se está pidiendo un certificado de pobreza”, dijo Chaine, agregando que “con este boleto se va a generar una situación más desigual”.

Al respecto, Celeste Aparicio agregó que el este proyecto en realidad tiene un alcance del 40% de la población estudiantil. “Es la voluntad de este intendente sacar la universalidad. Se está quitando un derecho, disfrazado de beneficiar a un 40%”, disparó la concejal de San Luis Unido.

Por su parte, el presidente del FJT, Gastón Témoli, dio un larguísimo discurso en el que destacó que este modelo de boleto estudiantil es sustentable. “Hoy estamos reconociendo y garantizando que el boleto estudiantil gratuito llegue para quedarse. Este diseño es responsable, es sostenible, asegura la sustentabilidad del sistema de transporte público”, dijo el concejal.

El proyecto en general fue aprobado por unanimidad alrededor de las 13 horas y luego se votó en particular el artículo 10, que se logró mantener gracias a los votos del FJT, JSL e Identidad Popular. Fuente La Gaceta