Malvina Soledad Rojas es una mujer que está acusada de haber seducido, robado y asesinado a golpes a un anciano el 5 de julio de 2017, en la ciudad de Villa Mercedes. Hace casi dos años que está privada de su libertad en una celda de la Penitenciaría de San Luis. Este miércoles la Camara Penal 2 la juzgará por el homicidio de Herminio Seguel, el hombre de 74 años.

Rojas es conocida en la jerga policial como una "viuda negra" y aseguran que Seguel, a quien mató a golpes, es parte de una larga lista de adultos mayores a quienes drogó y les robó sus pertenencias. 

La historia del crimen de Seguel es terrorífica La única vez que Rojas declaró lo hizo en la comisaría y relató que la noche del sábado 17 de junio o la madrugada del domingo 18 ella fue con otra mujer a visitar al anciano y reconoció que le robó algunas cosas, pero negó haberlo matado. De acuerdo a su relato, Seguel estaba con vida cuando ella y la otra mujer se fueron del domicilio ubicado en calle Europa al 422.

según informó El Diario de la República, la jueza de instrucción Penal 3, Mirta Ucelay, procesó y dictó prisión preventiva a Rojas por "homicidio en ocasión de robo", el 4 de julio de 2017.

La mujer, durante su estadía en prisión, hizo huelgas de hambre y hasta solicitó la domiciliaria, pero le fue negada.

Las pericias investigativas revelaron que en la sangre de Seguel había una clase de barbitúrico, el mismo fármaco también estaba en los restos de cerveza que aún conservaban dos botellas que encontraron en su casa.

Además los resultados del análisis de ADN a las prendas de Rojas, en las que encontraron sangre, confirmaron que pertenecía al anciano.

"El cuerpo habla" decía siempre Osvaldo Raffo, y el de Seguel, durante su autopsia, reveló que tenía dos golpes, uno en la nuca y otro, más leve, en la frente. Los investigadores concluyeron que el primero le produjo una pequeña fisura pero que con el correr de las horas le costó vida.

En la reconstrucción del hecho calcularon que el hombre se habría desplomado y golpeado en la frente. Pero eso no lo adormeció del todo. A los minutos despertó y, cuando lo hizo, vio a Rojas revolviendo sus cosas.

Los investigadores presumen que Rojas no esperó a que las drogas mezcladas con alcohol le hicieran efecto a Seguel, por lo que tomó un objeto contundente y lo golpeó en la nuca. 

Luego de ese golpe mortal, el hombre agonizo e incluso logró desplazarse hasta el patio de la casa, pero el frio que hizo esa noche, mas los sedantes y los golpes, acabaron con la via del anciano. Su cuerpo fue encontrado por un vecino que lo avisto desde el techo, la mañana del miércoles 21.