No puede entrar a su campo y ya tiene 35 vacas muertas por falta de agua.


Las desoladoras imágenes de animales que mueren por no tener agua es la prueba palpable de los daños materiales que han perjudicado a los productores agropecuarios que tienen sus campos en San Luis. 

Es el caso de un productor de la zona norte de la provincia de San Luis pero que vive en Mendoza y a raíz de las medidas impuestas por el gobierno de la Provincia no pudo ingresar al campo y la situación es desesperante, ha podido contabilizar hasta el momento 35 vacas muertas.

El gobierno de San Luis nos soltó la mano
​“Yo estaba en Mendoza cuando se dictó el aislamiento. Tres meses demoraron en aprobar el ingreso a San Luis. Los animales no podían acceder al agua. Estuve 14 días de cuarentena en un hotel y en esos días podría haber evitado lo que pasó. Tengo un camión con un tanque pero estaba sin combustible. Queremos producir, el Gobierno de San Luis nos soltó la mano”, dijo Leonardo Bonet, productor agropecuario, en declaraciones a Fm Delta 90.3 .

Los problemas que tuvo que enfrentar este productor además de las medidas a cumplimentar por su parte, fue la adversidad para poder resolver los inconvenientes que se le presentaron en el campo y que su empleado no logró solucionar a tiempo y es la falta de agua por el corte de un acueducto provincial, sumado a la sequía de la zona, Bonet dijo: “todo hubiese sido evitable”.

Por la falta de agua ya se le murieron al menos 35 animales que podría haberlo evitado de poder llegar antes a la propiedad.

“Hoy por hoy se me siguen muriendo vacas por no haber hecho las cosas a tiempo. Todo esto era evitable, lo que pasa es que no existe la empatía con el otro”, se lamentó este productor en declaraciones al canal Todo Noticias y agregó “necesitamos un protocolo para que podamos ingresar a la provincia. Lo que queremos es producir. Queremos ponernos a trabajar para salir adelante”.


En esta nota:

producción Sequía


Comentarios