Bomberos, policías y personal sanitario desplegaron un gran operativo de rescate.


El saldo de la tragedia, confirmado oficialmente, fue de dos muertos y dos heridos. Nellyda Deolinda Romero de Gitto, de 83 años, (quien era dueña de la propiedad y vivía en la parte superior de la edificación) y Javier Rodríguez de 20 años fueron las víctimas fatales. Oscar Gitto fue quien confirmó el fallecimiento de su madre.

Cerca de las 18:20, el segundo cuerpo sin vida fue trasladado a la morgue. Sin embargo diferentes funcionarios del Gobierno y de la Municipalidad que hablaron con la prensa, no pudieron dar demasiados detalles ni hacer conjeturas de lo que pasó poco después de las 13, en la vivienda situada en una zona muy transitada en el sector norte de la ciudad.

El jefe de Bomberos de la Policía provincial, Rafael Godoy señaló que no se sabe “a ciencia cierta” qué fue lo que produjo el accidente: “Entendemos que estaban realizando trabajos de albañilería, de las personas que rescatamos dos estaban haciendo estas tareas, pero no sabemos qué pudo haber ocasionado el derrumbe de toda la estructura”.

Una de las hipótesis que se maneja es una explosión, porque así lo transmitieron los vecinos que dieron aviso a los servicios de emergencia. La vivienda tenía dos plantas, y ambas estaban habitadas. Abajo vivía una familia que alquilaba, y estaban concretando tareas de albañilería cuando pasó el desastre.




Comentarios