Le practicaron RCP ante los gritos y la desesperación de todos los presentes que pensaban que iba a pasar lo peor.


Dos hombres le salvaron la vida a un nene de cuatro años que se ahogaba en el Zapallar. Le practicaron RCP por más de diez minutos ante los gritos desesperados de todos los presentes que creían que iba a pasar lo peor.

Santino llegó desde Merlo junto a su familia para disfrutar del atractivo turístico. El pequeño cayó al agua y un tío lo rescató. 

Se ahogó, está muerto“, gritaron quienes estaban cerca y lo sacaron del agua. En ese momento aparecieron en escena Yael Ulloa y Roberto Durelli que también disfrutaban del lugar el sábado al mediodía. 

No dudé en correr y mientras lo llevaba en los brazos, pedí que liberaran la mesa para acostarlo allí“, señaló Ulloa. “Inmediatamente veo como Rulero (Roberto Durelli) viene corriendo y entre los dos empezamos a realizarle RCP“, contó a nortepuntano.com

Mientras Durelli le hacía las compresiones en el tórax, Ulloa le realizaba la respiración boca a boca.

Durelli es radiólogo y había realizado el último jueves una capacitación sobre RCP en el Hospital de Quines. Ulloa, en tanto, es auxiliar enfermero paramédico.

Luego de las maniobras de RCP, Santino fue trasladado al Hospital local y luego fue derivado a San Luis. 

Me comuniqué con la familia y el pequeño está bien“, señaló Yael Ulloa y cerró con humildad: “Estuvimos con Rulero en el momento justo y en el lugar indicado. No soy un héroe, simplemente hice lo que tenía que hacer“.


En esta nota:

Sociedad San Luis Otras


Comentarios