Celina González Gregory tiene Sindrome de Down, representó a la provincia y al país en las Olimpiadas Especiales de equitación, pero este viernes no pudo ingresar al aula.


Este viernes Celina González Gregory (18) no pudo ingresar al aula de la escuela Cristiana Evangélica, en la capital puntana, porque la Obra Social del Personal de Imprenta Diarios y Afines (Ospida) no paga la cuota tal como estaba pactado.

Celina tiene Síndrome de Down y es muy conocida en la provincia porque representó en dos oportunidades a San Luis y a la Argentina en las Olimpiadas Especiales, en la disciplina equitación.

Lamentablemente, a pesar de su tenacidad y entusiasmo, la joven no puede asistir a clases por la falta de pago de la cuota del colegio al que asiste desde que tiene cinco años. Su mamá, Claire Gregory, publicó en su red social Facebook la indignante situación que le toca vivir a su hija. 

Claire comentó a El Diario de la República que el tesorero de la escuela fue quien le contó que la Obra Social del Personal de Imprenta Diarios y Afines (Ospida) no pagaba la cuota de Celina en la institución.

Celina asiste al colegio desde los cinco años. Es una alumna excelente, tiene buenas notas y le encanta ir a clases. Cuando comenzó el problema con la obra social tuvimos que recurrir a un recurso de amparo para continuar con su educación”, contó la madre, que trabajaba como docente.

Claire aclaró que la abogada de la mutual aseguró que el pago se haría a la brevedad, pero mientras esperan la joven no puede ingresar a la institución.

Celina González Gregory.

El costo mensual de la cuota que cubre la obra social es de $11 mil, un monto que la familia González Gregory no puede afrontar.

El problema de un lado a otro

Faustino Rosales, secretario general de FATIDA San Luis, el sindicato de los trabajadores gráficos, expresó su apoyo hacia Celina y su familia, dijo que la conoce desde que nació y que lamentablemente Ospida no pertenece a las autoridades locales.

“Por motivos internos en sistema de la obra social en San Luis dejó de estar en nuestras manos en junio de 2018 y ahora es manejado por gente de Buenos Aires, totalmente ajena al sindicato gráfico”, detalló Rosales al mencionado medio local.

Luego el gremialista aclaró que Celina no es la única que tiene problemas con Ospida por lo que le pidió a los afiliados que tengan quejas o reclamos, se dirijan a una reunión a realizarse este sábado a las 10 en el Club Fénix del barrio Belgrano de Villa Mercedes.




Comentarios