El frigorífico de la localidad es donde se detectaron las fallas de control en los cerdos infectados con triquinosis que ya enfermaron a 32 personas.


Luego de que el Gobierno de San Luis lanzara el alerta epidemiológica por triquinosis por un frigorífico de La Punilla – que afectó al menos a 32 personas – Liliana Dubini, la jefa comunal de la localidad, confirmó que la Municipalidad no realiza inspecciones bromatológicas y que dicho frigorífico fue habilitado una sola vez, hace varios años y que no se puede precisar cuándo. 

Mirá también: Confirman que hay 32 personas afectadas por triquinosis en San Luis

La semana pasada el jefe del Subprograma Control de Producciones Primarias (ex COSAFI), Luis Giménez expresó que Dubini “siempre se manifestó ajena al hecho, como que la responsabilidad de la búsqueda y determinación del origen de los chacinados contaminados es de los organismos del Gobierno provincial, cuando ella es la responsable directa de la salud alimentaria de la población de su localidad. Cuando entendió la gravedad de lo ocurrido, recién pidió conocer los procedimiento que hizo el Gobierno”, según informó La Posta de San Luis.

La Intendente comisionado le aseguró al mencionado medio que su municipio no cuenta con un bromatólogo. Sin embargo, según el Presupuesto 2019 de La Punilla la funcionaria calculó que por “Inspección Bromatológica” recaudaría $10.000.

Si bien Dubini hizo un ‘mea culpa’ en relación a la falta de habilitación y control sanitario local: “Es algo que se me pasó a mi también, pero bueno…”. Luego la comunicación se interrumpió y la Intendente no volvió a atender la llamada.

Basural a cielo abierto, sin control y quejas

El otro problema que aqueja a los vecinos de la mencionada localidad es la existencia de un basural a cielo abierto, dentro del ejido municipal, donde se arrojan todo tipo de desechos, restos de animales y sin tratamiento ni control alguno.

Basurales a cielo abierto en San Luis.

Dicho lugar es un foco de infección peligroso ya que no tiene controles. 

El basural que está ubicado a unos cuatro kilómetros del pueblo la semana pasada se incendió y los bomberos de Villa del Carmen y personal policial lo sofocaron.

Pero los vecinos que viven cerca del basural o transitan por la zona, se quejan del mal olor y están muy preocupados por la proliferación de roedores y las enfermedades que éstos y otros vectores puedan transmitir a humanos; e incluso como puede afectar a la producción animal de la zona.

Basurales a cielo abierto en San Luis.

Es por eso que Natalia Spinuzza, la secretaría de Medio Ambiente del Gobierno de la provincia, multó a 7 municipios por el mal manejo de la basura entre ellos a Tilisarao, Concarán, Leandro N. Alem, Villa de la Quebrada, La Toma, La Punta y Villa Mercedes.

Las valores van de los $900.000 a los $3.000.000, además de predios clausurados. También está el centro de disposición final de la ciudad de San Luis, quien tiene una infracción del año pasado por $6.322.000.

Según Spinuzza se inició un relevamiento por los municipios de la provincia para detectar las condiciones en que se encontraban los basureros. Sin embargo desde la oposición se quejan porque aseguran que curiosamente no detentan infracciones en las localidades a fines al oficialismo.






Comentarios