Una beba de sólo un año de edad tuvo que ser atendida en la Urgencia del Hospital Guillermo Rawson como consecuencia de un grave cuadro de intoxicación. Según informó Diario de Cuyo, la menor tuvo que ser asistida por los médicos después de ingerir pastillas para la presión.

La niña ingresó a la guardia del hospital capitalino en la mañana del miércoles. Estuvo acompañada en todo momento por su madre, una mujer de apellido Tello y de 24 años, quien llegó al nosocomio en su auto particular. En el lugar la joven explicó que en un descuido, mientras estaban en el interior de casa del barrio General Acha III de Capital, su hija tomó las pastillas para la presión arterial.

Como el cuadro e intoxicación era complejo, la beba quedó internada en observación. Desde el nosocomio no informaron más detalles sobre el caso. Intervino el personal de la Comisaría Segunda.