Ya tiene fecha el arranque del debate para determinar si este año los estudiantes de la Universidad Nacional de San Juan volverán a las aulas. Ya hay opiniones divididas sobre cuál es la mejor manera de arrancar el año. La idea es ir empezando a definir de qué manera se darán clases en el inicio de este ciclo lectivo, Hay quienes apuestan por el regreso y otros por la bimodalidad. Pero aún nada está definido.

El candidato a rector de la entidad y actual secretario de Obras, Jorge Cocinero, fue tajante y aseguró que lo mejor es la vuelta a clases. “Tienen que volver las clases presenciales, no sólo por el tema de los conocimientos sino también porque la vuelta implica poner en valor el otro rol de la universidad y es el tema afectivo, creativo de los estudiantes”, analizó.

En un sentido similar pero con consideraciones, opinó el decano de la facultad de Arquitectura y candidato a rector, Roberto Gómez. Para la autoridad, es importante ponerle primera a la presencialidad para que los estudiantes puedan rendir sus exámenes y también, para que cumplan con las prácticas adeudas. De igual modo, Gómez resaltó la importancia de la negociación con los sindicatos, que será una semana después a la reunión del Consejo Superior.

Las clases fueron virtuales en la UNSJ durante el 2020.

Entre los que están de acuerdo con la bimodalidad, se anotan los decanos de Filosofía e Ingeniería y también candidatos a rector, Rosa Garbarino y Tadeo Berenguer. Por su parte, Garbarino dijo que la vuelta a las aulas depende de la realidad de cada unidad académica porque no todas están en condiciones de cumplir con el protocolo Covid, que impone un máximo de alumnos en las aulas. “No hay una norma general, progresivamente se debe ir trabajando para la presencialidad pero por el momento, hay que conservar un sistema mixto”, indicó. Berenguer se expresó a favor de conservar la semipresencialidad, para respetar los protocolos preventivos.

Desde el sector sindical, el secretario general de Adicus, Jaime Barcelona, aseguró que relevaron la opinión de los docentes afiliados y la gran mayoría quiere volver a las aulas a dictar clases.