Desde hace unas semanas que la venta de combustible está en el ojo de la tormenta. Es que, la venta a granel está acotada y algunas líneas de colectivos podrían ver resentido su servicio. Ante esto, empresarios de la Red Tulum mostraron su preocupación por posibles sanciones por parte de Tránsito y Transporte en caso de no conseguir abastecerse de combustible.

En diálogo con Diario La Provincia SJ, Ricardo Salvá, vicepresidente de ATAP, explicó: “Pasó Semana Santa y el panorama no mejoró. Las empresas tenemos provisiones a granel y pese a haber pagado por un camión para abastecernos de combustible, no lo recibimos lleno. Nos tenemos que arreglar con 7000 litros para trabajar al día siguiente y se va complicando todo”.

Además, detalló que si este panorama sigue así, “algunas empresas resentirán el servicio en líneas menos demandadas. No queremos llegar a eso pero si hay que priorizar, se hará. Estamos en permanente conversación con el Gobierno provincial que tiene voluntad de llegar a una solución que puede complementarse con lo que se proponga a nivel nacional. No es sólo un problema de San Juan sino de varias provincias”.

En ese sentido, el empresario mostró preocupación también por el precio: “Tenemos incrementos continuos y ya se acumuló un 60% de alza de febrero a este mes. Se precisan los recursos en mano para comprar. No se pedirá un aumento del precio del boleto; queremos pagar un precio razonable”. Por último, concluyó: “Se viene la actualización de salarios de los choferes y hoy por hoy, nuestro costo más pesado es el combustible. Hay un desbalance en los gastos”.