En el año 2018, una familia venezolana se instaló en San Juan a raíz de la crisis política y económica de Venezuela. El padrastro del grupo familiar, un albañil sanjuanino que tiene cerca de 50 años, fue está detenido y siendo juzgado por violar a su hijastra durante años y podría ser castigado con 16 años de cárcel. Así lo pidió la Fiscalía en la etapa de alegatos del juicio que se desarrolló el último miércoles. Por su lado, el juez de la Sala II de la Cámara Penal, Benedicto Correa, tendrá que definir si se lo libera de culpa o se lo condena con ese castigo.

//Mirá también: Se recupera la joven sanjuanina que fue quemada con nafta por su pareja

El presunto violador está acusado del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la edad de la víctima y por la situación de convivencia. El próximo viernes por la mañana el magistrado dará a conocer el veredicto. El abogado defensor de M.I., Nicolás Gómez Camozzi, solicitó que se lo absolviera luego de cuestionar las pruebas que se presentaron en su contra, las cuales lo señalaron como un abusador sexual de menor. Anteriormente, el letrado y su cliente habían podido abreviar el proceso con una condena menor, pero lo rechazaron apoyándose en la supuesta inocencia del imputado.

El acusado también tiene nacionalidad venezolana, de hecho, fuentes del caso contaron que se radicó en Venezuela en 2008 y formó pareja con una mujer de ahí, quien tenía una hija producto de una relación anterior. Según publicó Tiempo de San Juan citando fuentes judiciales, los abusos sexuales habrían comenzado en ese entonces con tocamientos, aunque la niña mantuvo el silencio. Fue en 2018 cuando vinieron a instalarse a San Juan. El hombre es albañil y pertenece a una comunidad religiosa. Según la denuncia, los abusos empezaron a ser más frecuentes cuando llegaron a la provincia y la víctima tenía 15 años de edad.

//Mirá también: El caso del preso sanjuanino que abusaba y golpeaba a su pareja en sus salidas transitorias

A principio de 2019 la madre de la víctima sorprendió al hombre discutiendo con la adolescente, quien le pidió a su padrastro que confesara a su madre sobre los abusos sexuales a los que la sometía. Así fue como el presunto abusador fue denunciado y luego detenido. Según revelaron, el acusado la obligó a tomar pastillas para abortar y el informe pericial señaló que la chica presenta signos de haber sufrido abusos sexuales y que está en tratamiento psiquiátrico por supuestos brotes psicóticos e intentos de suicidio.