Un posteo de un tercero la viralizó y su historia cobró mayor relevancia. Se trata de Liliana Tello, quien se hizo conocida gracias al viral de Facebook. Ella vende semitas todos los días en la puerta de un centro comercial en Capital y el martes cumplió 62 años, aunque el hecho de ser su cumpleaños no impidió que se levantara como todos los días bien temprano a cocinar y salir a vender.

Entre la gama de productos que ofrece Liliana, no solo se destacan las clásicas semitas sanjuaninas sino que también vende budines, pan dulce, pan casero, pan de salvado, prepizzas comunes, prepizzas integrales con semillas, empanadas y también hace pollos rellenos por encargo. Según contó a Diario Huarpe, lo que gana le alcanza para pagar el alquiler de su casa en calles Alvear y San Isidro. Ella vive sola, y está separada hace tres años.

Cuando Liliana se separó, tuvo que buscarse un sustento de vida, ya que había sido ama de casa hasta el momento. Por eso, se dedicó a la panadería y también llegó a trabajar en la limpieza. Contó que nunca tuvo un beneficio estatal y también sostuvo que no le gusta depender de nadie. “Cuando me separé, empecé a ver qué podía hacer. Soy una mujer que nunca me quedé quieta”, afirmó, y luego agregó: “Siempre fui independiente y mientras pueda vivir sola, lo voy a seguir haciendo”. Es que podría irse a vivir con su única hija y con su nieta, pero no es lo que prefiere.

“Tengo una linda relación mi hija, ella tiene 39 años y es maestra jardinera. Mi nieta tiene 19 años y ahora está viendo qué va a estudiar, le va a ir muy bien porque siempre tuvo buenas notas”, dijo. Gracias a la repercusión de la publicación de Facebook de su cliente, mejoró las ventas. Antes iba al Centro Cívico pero le prohibieron seguir yendo por la pandemia, y desde hace dos meses que trabaja en el Patio Alvear. Liliana había empezado vendiendo en su barrio, pero tuvo mucha mejor suerte cuando llegó al shopping. En su recorrido diario ya tiene clientela fija: los obreros de una construcción y de un taller mecánico.