Un nuevo fallo sienta precedente en San Juan. Tras el reclamo ante la Justicia del sanjuanino que pide frenar el aborto de su ex pareja, los jueces Juan Carlos Noguera Ramos, Juan Carlos Pérez y Sergio Rodríguez, miembros de la Sala III de la Cámara Civil, hicieron lugar a la cautelar que había presentado el hombre y por ahora la mujer tiene prohibido recurrir a la práctica abortiva. Los magistrados reconocieron los derechos del presunto progenitor para decidir sobre el futuro de un niño por nacer y hay polémica.

//Mirá también: Detalles del fallo que hizo lugar pedido de un padre y ordenó que la ex pareja no aborte

De acuerdo a la información que publicó Diario de Cuyo, el fallo fue acordado por unanimidad, basando su decisión en la institución del matrimonio y, apuntando que “el sistema de toma de decisiones, que hace a los aspectos más relevantes en la relación conyugal, necesita de forma imperativa de la confluencia de ambas voluntades”, sumando que “la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo”.

Hace unos días otro diario local aseguró que la mujer ya se había practicado la IVE. Por ahora la Justicia no tiene conocimiento sobre esto y, de ser cierto, afirmaron que la medida quedará en abstracto. “La señora ya debe estar notificada de que no puede interrumpir su embarazo. Dios quiera que no lo haya hecho, porque con esta medida podría evitarse el aborto”, dijo Martín Zuleta, el abogado del padre que intenta evitar la práctica del aborto de su ex pareja.

//Mirá también: El hombre que pidió frenar el aborto de su ex pareja es quien había solicitado el procedimiento

El profesional, en diálogo con San Juan 8, expresó: “Ahora estamos en pleno estudio de la pretensión principal donde vamos a plantear la inconstitucionalidad de la ley y la igualdad de derecho de los padres para poder decidir en un caso como este, en el que ambos son casados”. Y agregó: “Estamos conformes, más tranquilos que al principio. Hemos tenido la intervención de dos juezas que no han entendido la urgencia de proteger estos derechos. Por el bien de todos y del Estado sanjuanino, Dios quiera que ese niño viva. Si ese niño ha sido abortado en el tiempo en que las juezas debieron intervenir, puede haber responsabilidad del Estado provincial”.