La cantidad de agua que se espera que traiga el Río San Juan en la temporada 2021/2022 es realmente preocupante. Según publicó Diario Huarpe, lo esperado son 450 hm3, lo que equivale a un tercio de lo que San Juan necesita para poder cumplir con el consumo humano, las actividades industriales y la producción. En este marco, la Dirección de Hidráulica dispuso de un calendario de corte para los regantes, el cuál oscilará entre los 170 y 180 días.

//Mirá también: Por la crisis hídrica, calculan que la producción de uva caerá un 35% en la próxima cosecha

Para el titular de la repartición, Oscar Coria, la situación es difícil. “No podemos entregar el agua que no tenemos”, afirmó al diario sanjuanino. Además, aclaró que las acciones a cumplir son diversas como consecuencia de la falta de nevadas, lo que agravó el panorama hídrico provincial. “En lo inmediato debemos aumentar los días de corte y seguir trabajando en las perforaciones oficiales”, sostuvo.

En ese mismo sentido, agregó que “hicimos un cronograma de riego en agosto y lo simulamos con un aporte del río de 600 hm3 y ahora, con este nuevo panorama, indefectiblemente vamos a tener que revisar y cambiar. Ya hicimos la simulación, reemplazamos los 600 hm3 por los 450 hm3 y la verdad es que vamos a una situación que no quisiéramos”. Claro está que el riesgo de entregar la misma cantidad de agua que estaba estipulada en un principio radica en la cota máxima de operatividad que tienen  que tener los embalses sanjuaninos. Por eso, reiteró: “No podemos entregar el agua que no hay”, y luego añadió: “Nosotros hicimos una simulación y estamos hablando de 170 a 180 días de corte”.

//Mirá también: Por la crisis hídrica, los diques Ullum y Punta Negra mantendrán el nivel a costa de Los Caracoles

Incluso el departamento andino de Calingasta también se verá afectado en el suministro: “En el departamento el sistema no tiene regulación y no existen vías de corte, pero será necesario implementar días de corte”, adelantó Coria. Los tres diques que tiene la provincia sobre el Río San Juan tienen una disponibilidad que ronda los 100 hm3, según el funcionario. Por esto, cada uno debe funcionar con una cota mínima de 241 hm3, lo que hace imposible sacar más agua.