Desde el lunes pasado que en San Juan las extraordinarias lluvias no paran de generar problemas. Decenas de familias tuvieron que ser evacuadas por las inundaciones y por estos motivos, desde el Gobierno Provincial buscan brindarle una solución. El martes, los integrantes del Comité de Emergencia Provincial se reunieron para analizar la situación en las distintas zonas afectadas por el temporal. Hasta este miércoles por la mañana, las lluvias continuaban.

Fabián Aballay, ministro de Desarrollo Humano, afirmó que son 218 las personas que resultaron evacuadas en distintos centros. Uno de los refugios que albergó a mayor cantidad de personas fue el estadio Marcelo García, en Pocito. Según publicó Diario de Cuyo, el funcionario explicó: “Hay familias que sufrieron un anegamiento en sus viviendas y no pudieron ingresar a la misma, familias con algo de deterioro en los techos de sus casas, y otros grupos de familias que tiene un grado importante de daños en sus viviendas”.

Además, Aballay agregó que desde el Ministerio de Obras están trabajando para poder hacerles llegar los módulos habitacionales de Misiones a los damnificados, tal como sucediera post terremoto del 18 de enero. “Algunos departamentos han refuncionalizado los hospitales de campaña como centros de evacuados”, afirmó, a la vez que indicó que se está evaluando la adquisición de unos 200 nuevos módulos.

Sin lugar a dudas la situación después del fuerte sismo de 6,4 cuyo epicentro fue en Pocito empeoró para varias familias que sufrieron graves daños en sus viviendas en aquél momento y ahora padecen una lluvia poco típica en la provincia. En menos de dos meses, dos desastres naturales afectaron varias zonas de este departamento como pocas veces se había visto.

Por otro lado, la ministra de Salud Pública, Alejandra Venerando, aseveró que fueron cinco los departamentos que tuvieron que evacuar familias y que la situación ya está “totalmente controlada”.