El último lunes por la tarde, la reunión paritaria entre los gremios estatales y el Gobierno en el Centro Cívico concluyó con una oferta de un incremento del 50% para los trabajadores estatales, incluidos los profesionales de la salud y los docentes. Según publicó Tiempo de San Juan, la suba será de un 30% en marzo a cobrar en abril, otro 7% en mayo, un 6% en junio y un 7% en octubre. Además, se le suma una reunión revisora en julio donde se analizará la inflación. Los gremios docentes aceptaron y los otros se mostraron satisfechos.

De esta manera, el mayor impacto se sentirá en abril luego del cobro del sueldo de marzo ya que recibirán un 20% de incremento correspondiente a la actualización salarial pendiente del 2020 y un 10% de la negociación salarial de este año. El resto de las subas se darán más adelante.

Cabe destacar que también se le hizo un pedido al Gobierno para aumentar las asignaciones familiares que perciben los trabajadores estatales, teniendo en cuenta que la última actualización fue en septiembre del 2020 cuando desde la Provincia descongelaron los aumentos salariales.

José “Pepe” Villa, secretario general de UPCN, afirmó estar satisfecho aunque esperaba que la mejora salarial se sintiera en marzo y no en abril ya que es un mes difícil ya que se inician las clases y los gastos son mayores. Alfredo Duarte, de ATSA, indicó que la propuesta del Gobierno atiende a las demandas realizadas aunque sostienen que “el 30% se cobrará muy espaciado”.

Por el lado de UDA, su representante Roberto Sosa indicó estar satisfecho con la propuesta: “Es una oferta bastante significativa, nos satisfacen los números que se están manejando”, indicó. Silvia Otto, secretaria general de Asprosa, indicó que bajarán a las bases la propuesta aunque está conforme con la oferta y reparó: “Tengo miedo que en julio se dispare todo y nuevamente quedemos atrás con los salarios”.