Un changarín de 62 años fue procesado y enviado a prisión de manera preventiva por el abuso sexual de su hijastra, a quien ultrajó desde que tenía 5 o 6 años. El estremecedor caso ocurrió en San Juan y fue denunciado en febrero del año pasado, cuando la hermana de la niña descubrió las aberraciones.

//Mirá también: Lo acusan de abusar de su hijastra: lloró ante la jueza; igual quedó detenido

Según publicó Diario de Cuyo, el caso salió a la luz cuando la familia se estaba por mudar de casa. La hija menor le pidió a su mamá que “sacara” a su hermana mayor de las manos del lobo, a lo que la mujer respondió “¿Quién es el lobo?. La niña fue directa y contestó “mi papá, le hace cosas feas a la...”. Entonces la madre corrió hacia la víctima, quien terminó revelando que su padrastro la violaba desde pequeña y que se había prolongado hasta días antes de esa conversación, ya con 19 años.

Angustiada por la situación, la mujer encaró a su pareja y le pidió que se alejara de sus hijas. El sujeto no se quedó callado y redobló la apuesta: “denunciame, pero vas a denunciar a tu hija también”, le dijo. Días después cayó preso tras la denuncia de la joven en el Centro CAVIG, donde dijo que nunca había contado nada por que vivía amenazada.

Según el testimonio de la joven, el changarín comenzó a manosearla y después continuó con prácticas de sexo oral hasta violarla. También confesó que había sufrido violencia de todo tipo, sobre todo cuando la veía cerca de otros hombres.

//Mirá también: Detuvieron a famoso exciclista sanjuanino por el abuso sexual de un nene de 4 años

Esas declaraciones fueron clave para la investigación, sobre todo para la titular del Segundo Juzgado de Instrucción, Mabel Moya. El informe médico constató la existencia de lesiones de antigua data y el informe psicológico aseguró que la chica no fabulaba.

El sujeto terminó con prisión preventiva y un embargo de 1 millón en sus bienes por un abuso sexual con acceso carnal continuado, agravado por la situación de convivencia y por ser el guardador.