Cristian Morales es el empleado de casino que se encuentra tras las rejas por el secuestro y violación de una joven sanjuanina. El sujeto tiene 35 años y al momento de la aprehensión, según revelaron fuentes policiales al diario Tiempo de San Juan, intentó escapar de su vivienda de Concepción. La joven lo acusa de retenerla y someterla sexualmente cuando fue a su casa para que le curara las heridas que sufrió en una caída.

El episodio ocurrió el sábado pasado, en horas de la madrugada. Lo que cuenta la víctima es que conoció al acusado en una reunión de amigos que se desarrollaba en una casa de Lateral de Circunvalación y calle Necochea. Morales llegó al lugar a las 4, después de salir de trabajar del casino de calle Mendoza.

Según la joven, en la propiedad estuvieron bebiendo y escuchando música hasta que ambos salieron en una moto a comprar alcohol. Cuando llegaron a un kiosco de Concepción, la chica se cayó al intentar subir o bajar de la moto y sufrió raspones y golpes. En ese momento el sujeto la invitó a su vivienda para ponerle crema en las heridas.

La chica -se preserva su identidad- asegura que cuando ingresaron a la casa, Morales la tomó por la fuerza, la encerró y violó. Dice que a los pocos minutos logró escapar y pedir auxilio a una persona mayor, que rápidamente dio aviso a la policía.

Lo que dice el detenido es que no hubo abuso sexual, sino que tuvieron sexo de manera consentida. Se defendió y explicó que en otra habitación de su vivienda estaba su hermana y su sobrino.

El caso, caratulado como presunto abuso sexual con acceso carnal, es investigado por el fiscal Eduardo Yanzón en la Unidad Fiscal de Investigaciones del CAVIG. Un juez de garantías ya le dictó la prisión preventiva y el empleado de casino continúa detenido.