Independientemente de gustos subjetivos y de preferencias, nadie podría poner siquiera en duda que la irrupción de L-Gante en la escena musical es un hito que marcó un antes y un después en la movida de la música popular y la cumbia, en Argentina y en gran parte de América Latina. La combinación entre cumbia, reggaetón y trap hacen de L-Gante uno de los artistas más disruptivos de los últimos años y que permitió llegar a un público que hasta hace unos meses parecía impensado. ¡Si hasta la versión cantada del abecedario del creador de la “Cumbia 420″ fue utilizada por niños y docentes de todo el país para enseñar este contenido!

Mientras en el país y el continente la “Cumbia 420″ de L-Gante se va expandiendo a pasos agigantados y cada vez va apoderándose de más y más territorio, en San Juan hay un artista urbano que -con su estilo- está rompiéndola en YouTube y en las redes sociales con su más reciente creación: “412″.

Después de la cumbia 420 de L-Gante, un sanjuanino es furor con su “Cumbia 412″. Foto: Captura YouTube. Foto: Captura YouTube

Se trata de un joven que se hace llamar “El Tity LMC” y que en su canal de YouTube es furor con su más reciente canción “412″. Aprovechando el juego de palabras -o de números, en este caso- y la similitud con la “Cumbia 420″, este joven sanjuanino ya supera las 70.000 visualizaciones con su segundo tema (solo tiene dos, ambos compartidos en el canal de YouTube “El Tity L.M.C”.

Filmado en paisajes urbanos de San Juan

La canción “412″ y su videoclip tienen una duración de 2:45 minutos, y la puesta en escena recorre distintos paisajes urbanos que son emblemáticos en la Ciudad de San Juan. Al ritmo de la cumbia -que también combina tintes de reggaetón y trap-. “El Tity LMC” y sus bailarinas “twerkeando” recorren la Plaza de Santa Lucía, los espacios verdes de la tradicional Avenida de Circunvalación y los interiores de comercios y de barrios. Mientras canta, el joven lleva una botella de PET recortada con fernet con coca en su interior.

Con un canto casi recitado, el joven artista sanjuanino avisa: “Voy por la Mendoza, que te caigo en once, dale, vamos todos te conocen”. La canción fue subida hace dos semanas a YouTube, el video fue producido por Saturno Films y es el segundo que “El Tity LMC” tiene en su canal.

Después de la cumbia 420 de L-Gante, un sanjuanino es furor con su “Cumbia 412″. Foto: Captura YouTube. Foto: Captura YouTube

El primero es “Tu chamakito”, tiene ya dos meses y las visualizaciones rondan las 14.000.

Qué es la “Cumbia 420″

Si “412″ tiene alguna significación para “El Tity LMC” y su tribu urbana, es algo que todavía se desconoce. Sin embargo, lo que ya ha sido develado es el significado del “420″ que recita L-Gante en sus canciones que, indudablemente, fueron una inspiración para el artista sanjuanino.

“Cumbia 420 pa’ lo’ negro’”, suele repetir una y otra vez L-Gante en sus canciones que son furor. Y si bien el artista no suele disimular ni ocultar sus menciones a la marihuana (hablando de “fasito”), este código también tiene una vinculación con el cannabis.

Después de la cumbia 420 de L-Gante, un sanjuanino es furor con su “Cumbia 412″. Foto: Captura YouTube. Foto: Captura YouTube

El propio L-Gante y su entorno han explicado más de una vez que su trabajo combina a “cumbia, reggaetón y marihuana”. Y el 420 tiene que ver con la marihuana. Se pronuncia como dos números distintos (”cuatro, veinte”) y es una palabra muy común dentro de la jerga de los consumidores de cannabis. Hace referencia al 20 de abril (leído con el estilo estadounidense, primero el mes -4- y después el día -20-), ya que todos los años se conmemora ese día como el del cultivo y consumo de la marihuana.

Respecto a su origen, hay varias versiones. Pero la más común y difundida es la que relaciona a ese número (4-20) con 5 estudiantes de una escuela en California y quienes, en 1971, acuñaron el término “4:20″ para fijar la hora de reunirse para fumar marihuana bajo la estatua de Louis Pasteur. “The Waldos” era el nombre de este quinteto de jóvenes, quienes eligieron esa hora al considerarla “discreta”, ya que el resto de los estudiantes habían terminado con sus actividades en el colegio.