Lo que se espera de los hoteles transitorios, por lo generar, es justamente pasar un buen momento. No fue el caso de una sanjuanina que vivió una pesadilla trabajando en el hotel Camelot, ubicado en Capital. A través de una publicación, denunció a la dueña de este establecimiento, identificada como Melinda Campbell, por maltrato y agresiones.

Según publicó Diario 13, Sol Muñoz, la joven denunciante expresó el martirio que vivió mientras trabajó en el hotel durante un año hasta diciembre de 2020, y contó la gota que rebalsó el vaso el pasado martes cuando fue a cobrar lo que le adeudaba su empleadora. “Me debía pagar $11500 y me entrego $4500, según ella no me iba a pagar el resto, porque dice que yo le robaba en el hotel”, sostuvo. Luego de efectuarle el reclamo, Campbell habría atacado a la joven, tirándola contra el portón de alojamiento y de esta manera provocándole golpes y raspones, según acusó Muñoz.

La damnificada tiene 24 años, es madre de dos hijos, e indicó que durante el tiempo que trabajó para Camelot, sufrió daños psicológicos e indicó que Campbell la hacía trabajar de manera extrema. A pesar de eso y de considerar que el pago era mínimo e injusto, continuó cumpliendo tareas para el hotel. Entre sus labores, Muñoz hacía cobertura de guardias, atención de teléfono, limpieza y cobranza.

Por otro lado, reveló distintas irregularidades en el establecimiento. Sostuvo que la propietaria no le daba los artículos necesarios para limpiar las habitaciones y remarcó la falta de personal, Por turno, entraban 30 personas y había solo una persona encargada del aseo.

“Las habitaciones no tienen alcohol en gel, las copas y otros objetos son limpiados con retrasos, hay de toallones y fundas viejas. También, contó que en el hotel tienen un deposito con bebida vencidas que son las mimas que se colocan en las habitaciones”, mencionó, y luego sentenció: “Muchas mujeres fueron maltratadas verbalmente y tampoco les pagó el último mes”.