Tres jueces sanjuaninos mandaron a prisión a Mauricio Pirán, hermano de la famosa cantante local Claudia Pirán, por considerarlo autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser encargado de la guarda y convivencia, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal. La víctima hoy tiene 17 años y lo acusó de someterla sexualmente desde que tenía 9. Según la resolución de la Justicia, el sujeto pasará 14 años en el Servicio Penitenciario de Chimbas.

//Mirá también: Jueza liberó a un chofer acusado de abusar sexualmente de su expareja hipoacúsica y con retraso mental

Según publicó Diario de Cuyo, el caso se resolvió este miércoles en una sala de Tribunales. Hasta allí llegó el acusado, acompañado de su abogado defensor, para dar su testimonio y escuchar la decisión final de los jueces Gema Guerrero, Juan Carlos Caballero Vidal y Federico Rodríguez. Los magistrados lo declararon culpable, en un fallo histórico por tratarse el segundo en dictarse con una autoridad integrada de esa forma desde que inició el Sistema Acusatorio.

El caso que involucra al hermano de la cantante sanjuanina, protagonista de espectáculos locales y nacionales, salió a la luz en mayo de este año tras la denuncia de la madre de la víctima. La mujer acusó en la UFI ANIVI a su pareja de haber violado a su hija, una menor de edad. Todo ocurrió cuando la adolescente se animó a contar los terribles abusos a los que había sido sometida desde que tenía 9 años.

//Mirá también: Una sanjuanina agredió con patadas a su hija de 15 años al intentar hacer que abortara

Según el relato de la joven, Pirán empezó mirándola mientras se bañaba hasta que finalmente se metió en su habitación y tocó sus partes íntimas. Después de que cumplió los 12 años la abuso carnalmente. La primera vez que lo hizo se metió otra vez en su habitación, le quitó el pantalón y la violó.

La víctima contó que los episodios ocurrían mientras la madre no se encontraba en la casa. También afirmó que el detenido, para evitar que contara sobre los abusos, la amenazaba con golpearla a ella y a su padre.