La Policía de Tierra del Fuego se encuentra buscando desesperadamente a un kayakista sanjuanino que desapareció cuando navegaba por el Canal de Beagle. El deportista fue identificado como Julián Escobar, de 43 años, quien aparentemente fue sorprendido por una tormenta en medio de la travesía y aún las autoridades, mucho menos su familia, no saben nada de él.

Lo que se sabe es que Escobar estaba en el Paso Moat -a unos 100 kilómetros al norte de Ushuaia- por una travesía de nueve días que llevaba a cabo con su kayak. No estaba solo, lo acompañaba un amigo: José Augusto Cabellero, de 42 años, quien fue hallado a las pocas horas sano y salvo. Diario Huarpe publicó que las dos embarcaciones fueron arrastradas hacia las rocas como consecuencia de la tormenta.

Ahora la búsqueda está concentrada en Escobar, de quien no saben nada desde el jueves. El único dato que tienen hasta el momento es que su embarcación fue dañada producto de un golpe en un sector rocoso. Desde el Club Náutico Afasyn apelan a la solidaridad a la comunidad fueguina, en función de la contratación de un vuelo de búsqueda con un helicóptero. La aeronave se sumará al operativo de búsqueda por aire y acompañará a las embarcaciones de Prefectura Naval.

Mientras tanto, desde la entidad emitieron un comunicado sobre el tema a través de sus redes sociales. “Julián y Augusto, dos deportistas expertos, profesionales e instructores de la ciudad salieron a realizar una travesía en kayak de nueve días y al regresar fueron sorprendidos por mal clima que no se pudo prever y obligó a los kayakistas a un desembarco de emergencia sobre una caleta con rocas y fuertes rompientes. José Augusto fue rescatado en buen estado de salud. De Julián aún no hay rastros y solo se supo que su embarcación fue dañada”, informaron.