Un importante número de bodegas sanjuaninas afirmaron que continúa agravándose la problemática de falta de envases ya que hay dificultades para importar botellas desde otros países. Sin embargo, desde la cartera de Producción local indicaron que la solución la debe dar la Cristalería Cattorini, que está emplazada en San Juan y que debe proveer a este mercado de manera prioritaria.

//Mirá también: Cayeron las compras de barbijos y elementos de protección contra el coronavirus en las farmacias sanjuaninas

El problema tomó notoriedad tras conocerse que el Gobierno mendocino y Bodegas de Argentina le pidieron a la Nación que elimine las elícuotas por aranceles de importación de botellas y que además considere aplicar subsidios del costo de las importaciones extra zona, y así amortiguar el aumento del flete marítimo. De hecho, el mismo ministro de Economía mendocino le escribió una carta el nuevo ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, explicándole el problema de la falta de envases que afecta al sector vitivinícola.

Además, Bodegas de Argentina le realizó el mismo pedido al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas. Como si fuera poco, hace unas semanas se incendió una de las tres cristalerías que hay en el país, la fábrica Verallia. Por eso, las bodegas sanjuaninas se sumaron rápidamente al pedido.

Según Mauricio Colome, del área Logística de bodegas Casa Montes, el problema de comprar botellas afuera del país encarece los costos debido a los derechos de importación y a que es un mercado que hoy en día está teniendo problemas de escasez. Desde la bodega Aguma, Oscar Biondolillo sostuvo que no está seguro si importar sería la solución definitiva pero “sí va a ayudar, porque el que importe ayuda a descomprimir al resto que no puede importar”. Además, indicó que desde julio no recibe botellas de la fábrica Cattorini y que por esto peligra la exportación a Finlandia, siendo esta la primera vez que este vino sanjuanino llegaría a ese país.

//Mirá también: Polémica en San Juan por una conocida productora que convocaba actores “ad honorem”

Según Biondolillo, la fábrica emplazada en San Juan se había comprometido a una entrega de envases para el 6 de septiembre, que se postergó para el 20 primero y después para el 4 de octubre. “No creo que nadie en la cámara de bodegueros no esté de acuerdo con la importación, pero aún no lo hemos tratado. Creo que no va a ser la solución definitiva pero va a ayudar”, sentenció. Finalmente, Augusto Martín Berzencovich, de Bodegas Borbore, sostuvo que también apoya la importación, “pero sólo en forma temporal, por un tiempo”. Es que, para él, el problema se debe solucionar con botellas producidas en el país. Por el lado del Gobierno de San Juan, el ministro de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano, consideró que la importación de botellas no será la solución para la industria sanjuanina sino que el problema lo tiene que resolver la fábrica Cattorini.