Durante la jornada de este jueves 19 de mayo, el presidente Alberto Fernández arribó a la provincia de San Juan. Llegó sobre las 14 y fue recibido por el gobernador Sergio Uñac, con quien se dirigió hacia el Complejo Gran Libertador, ubicado en Rivadavia, donde lo esperaban otros funcionarios de Gobierno como diputados provinciales, nacionales y senadores.

Antes de ir para Rivadavia, Fernández recorrió la ejecución de las 788 viviendas del barrio Las Pampas, en Pocito, para luego trasladarse al complejo Gran Libertador y hacer entrega de las 121 unidades. En declaraciones fugaces a la prensa, sostuvo que “siempre es una alegría estar en San Juan. Fuimos a ver cómo están las obras de las casas que nos comprometimos a hacer luego del terremoto. Creemos que en agosto unos cuantos estarán recibiendo sus casas. Estamos muy contentos y felices”.

Además, advirtió que “no dejamos nada de regalo, traemos lo que la gente merece”. Sobre el vínculo con el gobernador sanjuanino, sostuvo que “con Sergio Uñac trabajamos más que bien, tenemos una misma concepción de lo que Argentina necesita y ponemos todo nuestro empeño y nuestros equipos están unidos para cumplir los objetivos que no son otros que darles mejor vida a los argentinos y también a los sanjuaninos”.

Finalmente, Fernández concluyó: “Estoy muy contento por el avance de obra de las viviendas en Pocito y queremos que la casa 50 mil de nuestra gestión sea entregada aquí en San Juan porque sería muy simbólico, ya que muchas personas perdieron su vivienda con el terremoto”.

Cabe destacar que en la comitiva presidencial también estuvo el ministro de Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, quien declaró: “Tenemos 120.000 viviendas en ejecución. Vamos a entregar la vivienda 50.000, que lo anunció el Gobernador, en el mes de julio acá en San Juan y aspiramos a terminar el mandato en 2023 con 265.000 viviendas. Además, trabajamos con la provincia en una Ley de Desarrollo Territorial lo que nos va a permitir construir 100.000 viviendas por año desde el 2024″.