Hace cuatro años se formó el grupo "Rescate Equino", una agrupación que se dedica a rescatar caballos del maltrato y el abandono. Desde que arrancaron con esta tarea ya han salvado a 50 caballos. Pero este contexto los golpeó fuerte como grupo y ahora dejarán de funcionar por falta de fondos. "En marzo gastábamos unos 2.500 pesos por animal por mes. Ahora, para eso mismo necesitamos cerca de 8.000 pesos. Es una locura y no podemos endeudarnos", le dijo uno de los integrantes del grupo, Eduardo Argüello a Diario de Cuyo.

El hombre contó que la agrupación se mantiene gracias al dinero que sale de sus propios bolsillos o lo que consiguen gracias a las campañas de donación, pero que ahora esto no ha sido suficiente. A la hora de hacer una evaluación de lo hecho desde el 2016 a la fecha, Argüello detalló: "Durante los 4 años que llevamos trabajando hicimos mucho. Recatamos animales que eran muy maltratados, que estaban mal alimentados o que estaban en total abandono. A algunos pudimos darlos en adopción, otros se murieron con el paso del tiempo o fueron devueltos por la Justicia a sus dueños y otros nos quedaron a nosotros".

No element of type reference found.

El efecto de la crisis económica provocada por la pandemia fue el golpe de gracia. "En marzo, cuando empezó todo esto teníamos 80 padrinos y hoy por mes no superan los 5. Entendemos que las personas tienen prioridades y prefieren comprar leche para sus hijos que ayudar a nuestros caballos, por eso se nos hace imposible seguir", añadió en este sentido.

No element of type reference found.

Entre los casos más destacados en los que actuaron se encuentra el protagonizado por "Talcahuano", un caballo que rescataron gracias a una denuncia de un grupo de vecinos que veía diariamente como este equino era maltratado por no poder cargar una carretela con escombros. Tambien estuvieron para rescatar una yegua con su potrillo que fueron encontrados corriendo por la Avenida Circunvalación y por darle calidad de vida a 9 caballos que hallaron en Zonda desnutridos y hasta sin ojos producto de las enfermedades. "Para nosotros es muy triste tener que decir adiós a esta tarea, pero la verdad que no podemos seguir", cerró Argüello.