La llamaron de forma anónima y le dijeron que su hijo estaba muy grave. La mujer cayó en la trampa.


Otra vez una persona mayor cayó en una estafa telefónica. Una jubilada de 79 años le dio a un delincuente una bolsa llena de fajos de dólares, que en su totalidad sumaban $700.000. A la señora la llamaron por teléfono, le dijeron que su hijo estaba en gravísimo estado y que necesitaban dinero en efectivo para asistirlo.

El hecho ocurrió a las 16.50. La zona en la que vive la víctima no se hizo pública pero sí reportó la policía que personal de la comisaría 3º entrevistó a un hombre de 47 años de edad, de apellido Ovalle. Apesadumbrado, el sujeto relató que mientras él estaba descansando, su madre recibió un llamado anónimo diciéndole que él estaba internado, luchando por su vida y que necesitaba dinero para pagar los gastos operativos de la clínica.

Inmediatamente la mujer juntó todos sus ahorros, en dólares y valuados en $700.000, y se los entregó a un hombre que pasó por la puerta de su domicilio. Allí le dio una bolsa de nylon con los fajos de dinero. No hay demasiados datos sobre la estafa. Uniformados de la seccional 3º está investigando el episodio.

Ante cualquier duda sobre un llamado telefónico, aconsejan pedir asistencia al 911.

Desde el Gobierno de San Juan lanzaron una campaña de prevención debido al incremento de estafas telefónicas durante el confinamiento por la pandemia. Generalmente, los números de teléfono desde lo que se perpetran las estafas comienzan con características 011 de Provincia de Buenos Aires y 0351 de Provincia de Córdoba. En otros casos, 0261, de Mendoza.

Las​ tres formas más comunes de “cuentos del tío” a personas mayores es advertirles sobre la internación de un ser querido, informarles que recibirán un premio o decirles que se han ganado un premio, para lo que tienen que ir al cajero. Finalmente, terminan sacando un préstamo y hasta llegan a transferir el dinero de sus cuentas a la de otros sujetos. 




Comentarios