Los propietarios optaron por abrir discontinuado, los trabajadores quieren continuar de corrido.


El 19 de septiembre el Gobierno de San Juan emitió una resolución liberando el horario de comercio de 8 a 21 de lunes a sábado. Previo a esa fecha, los empleados venían trabajando de 10 a 18. Con la disposición gubernamental en mano, el 80% de los dueños de locales comerciales optó por volver al horario original de trabajo y partieron la jornada laboral. Esto generó el enojo generalizado de los empleados del sector, que quieren seguir trabajando de corrido por varias razones. El sindicato que representa a los trabajadores se encuentra en el medio del tironeo.

Mirna Moral, secretaria general del sindicato de Empleados de Comercio.

Mirna Moral, secretaria general del sindicato de Empleados de Comercio, le contó a Tiempo de San Juan los problemas que representa volver al horario discontinuado. “Lamentablemente el horario de comercio de corrido era durante esta transición, para los empleados es muy difícil porque habían recuperado su libertad trabajando hasta las 18. Independientemente del factor psicológico, hay otros factores por los cuales para los trabajadores es mejor continuar en horario de corrido y esto implica que con la recesión económica, ahora se les complica el cuidado de los niños porque no hay clases, tampoco hay guarderías para los chicos y a los abuelos no se los pueden llevar porque son personas de riesgo. Tienen que contratar una niñera y es imposible. A todo esto hay que sumarle que no nos han aumentado el sueldo en todo el año”, dijo.

La otra queja viene de la mano de los boletos de colectivo. Mientras que con el horario de corrido deben pagar dos pasajes, lo que suma $44 diarios, con el el horario discontinuo, el monto sube y alcanza los $88. Esto se agrava según Moral por el retraso del inicio de las paritarias por la pandemia. La dirigente explicó que en todo el año los empleados del sector recibieron la última parte del aumento pautado en las paritarias del 2019 y una suma fija de $4.000, que no es remunerativa, sin ninguna clase de incrementos. Incluso, hay trabajadores que aún tienen el salario recortado.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Hermes Rodríguez, la mayor parte de los empleadores va a elegir el horario partido durante el verano porque las altas temperaturas hacen imposible que la gente salga en la siesta. Por este tema, habrá una reunión de dirigentes en la Federación Económica. 




Comentarios