Son tres los caminos: extender la virtualidad hasta fin de año, volver a la presencialidad u optar por una bimodalidad.


El 10 de agosto empezaron las clases presenciales en San Juan pero a los pocos días se tuvo que dar marcha atrás con la medida por un brote de coronavirus que afectó a la provincia y que ya suma más de 400 contagios y casi una veintena de fallecidos. Durante el acto en conmemoración a un nuevo aniversario de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento, el ministro de Educación, Felipe De los Ríos, dijo que se evalúan tres posibilidades relativas al dictado de clases.

Entre estos tres caminos, está por un lado continuar hasta el fin del ciclo lectivo con las clases online, por el otro lado volver a la presencialidad (en base al estatus sanitario de la provincia) o aplicar la bimodalidad, es decir combinar las clases online y la presencialidad de acuerdo a la realidad de cada comunidad educativa.

En cuanto a la promoción de año, De los Ríos aseguró que no habrá promoción automática, los alumnos no pasarán de año sin ser evaluados. Es por ello que las autoridades ya preparan una evaluación que los estudiantes deberían rendir para analizar si están aptos para avanzar en el sistema educativo.

El Ministro se mostró preocupado por la deserción escolar en plena pandemia. La falta de conectividad y de acceso a los medios para poder educarse, es una de las principales complicaciones que genera la virtualidad. Hay escuelas públicas que detectaron los casos de chicos sin conexión, ni computadoras y se les acercó a los estudiantes una netbook del viejo programa Conectar Igualdad para que continúen educándose.

Aún no está determinado, pero De los Ríos dijo que evalúan otorgarle un plus a los docentes. No hay un monto específico pero el extra ya está en discusión con el Ministerio de Hacienda y Finanzas.  




Comentarios