Ocurrió en Albardón, San Juan, cuando el sujeto intentó meterse a robar a un kiosco situado en la Villa San Miguel.


La Secretaría de Seguridad de San Juan difundió imágenes de cómo bomberos auxiliaron al delincuente sanjuanino, identificado como Claudio Rubén Gurli, que quedó atascado en una chimenea de un negocio de Albardón. El hecho ocurrió en la madrugada de este último viernes. 

El sujeto de 30 años, sin remera y con un cuchillo tipo carnicero en sus manos, intentó ingresar por la chimenea para robar todo lo que había en el interior del kiosco, en Villa San Miguel.

Pero todo le salió mal, ya que quedó atrapado en la angosta hueco. Además, el dueño del kiosco tiene problemas auditivos, por lo que estuvo atascado un buen rato.

Fueron los vecinos los que oyeron los insistentes pedidos de socorro que llamaron a la policía y por consiguiente a los bomberos para poder sacarlo.

“Cuando llegamos se le veían las patitas colgando”, sostuvo una alta fuente policial a este diario. De todas maneras y al no concretarse el robo propiamente dicho, no se hizo presente el Fuero de Flagrancia y el sujeto quedó a disposición del juzgado de turno. Tiempo.




Comentarios