Cuatro sujetos que participaron de esta práctica ilegal en San Juan pagarán su condena donando alimentos a merenderos.


Como ocurrió con los más de 50 jóvenes que participaron de una fiesta clandestina, el castigo impuesto por un juez sanjuanino para cuatro hombres que organizaron una riña de gallos terminó en un acto solidario. Los detenidos por llevar a cabo esta práctica ilegal en la localidad de Caucete deberán realizar tareas comunitarias durante tres meses y además tendrán que donar mercadería a merenderos por un valor de $4.000.

Los aprehendidos fueron identificados como Miguel Antonio Villanueva (51), Edgardo Fabián Riarte (41) Juan Ramón Julio (41) y Lorenzo Domingo Godoy (71). El juez del Flagrancia utilizó la figura de la suspensión del juicio a prueba por 1 año, además de la donación de alimentos como leche larga vida marca La Serenísima u otra de primera marca y azúcar Ledesma o Fronterita que serán destinados a los comedores Asociación Civil Ayuda a Ayudar y Villa Santa Clara, en Carpintería.

El impresionante microestadio que utilizaban para la riña de gallos.

De acuerdo a la publicación de Diario Huarpe, los sujetos que fueron aprehendidos este último fin de semana cuando participaban de una pelea de gallos en una finca ubicada en el distrito El Rincón.

En el interior del lugar los uniformados hallaron un microestadio de pelea de gallos o riñas clandestinas. También había gran cantidad de bebidas alcohólicas y gaseosas en una cantina, cinco gallos dentro de una bolsa y jaulas. Los animales, según precisaron desde la policía, estaban en muy mal estado.

Si bien detuvieron sólo a cuatro hombres, en el lugar había otras 20 personas que escaparon del lugar ante la presencia del personal policial.




Comentarios