Pasó en San Juan. Los jóvenes tienen entre 21 y 23 años, y alquilaron una cabaña para llevar a cabo la celebración.


Otra fiesta clandestina en plena madrugada en San Juan y otro grupo de jóvenes que termina detenido por incumplir las medidas preventivas por la pandemia de coronavirus. Esta vez en la localidad de Barreal, uno de los destinos turísticos más populares de la provincia, cinco aspirantes a gendarmes fueron sorprendidos mientras celebraban con música y alcohol a altas horas de la noche.

Todo ocurrió el fin de semana pasado. Un llamado anónimo al 911 por ruidos molestos alertó a los uniformados sobre una fiesta que se desarrollaba en una cabaña ubicada en el Callejón Florida, a pocos metros de la Iglesia Andacollo. Al llegar al lugar los jóvenes se negaron a abrirles la puerta a los policías, por lo que tuvieron que pedir apoyo al propietario del lugar. El hombre entregó el duplicado de la llave y así los agentes lograron ingresar a la propiedad.

Fiesta clandestina en Barreal.

Suponen que había más de 10 personas en el interior de la cabaña, pero al darse a la fuga la mayoría sólo pudieron aprehender a cinco de ellas. Todos se identificaron como aspirantes de Gendarmería y manifestaron ser, a excepción de uno, de otras provincias: Daniel Agustín Ruiz Díaz (21) y Enzo Arnaldo Ruiz Díaz (23) -ambos oriundos de Formosa-; Cristian Ariel Rosales (23) -de Entre Ríos-; Mario Maximiliano Hilario (25) -oriundo de Salta-. La quinta detenida es Julieta Abigaíl Pomo (23), sanjuanina que sería hija de un gendarme que estaría en actividad en suelo sanjuanino.

Todos los aprehendidos fueron trasladados a la Comisaría 33º, mientras que la mujer cumple arresto domiciliario. Los cinco serán juzgados por Flagrancia por violar el Artículo 205 del Código Penal. “No es un agravante para la ley que sean aspirantes a gendarmes, serán juzgados como cualquier ciudadanos. Entre los detenidos están los que alquilaron la casa y ninguno tiene antecedentes”, dijo el fiscal Daniel Guillén a Canal 13.




Comentarios