Ocurrió en San Juan. La víctima tiene 6 años y se recuperada de una delicada operación.


Una familia de la localidad sanjuanina de 25 de Mayo vivió un verdadero drama el domingo pasado cuando uno de sus integrantes, un pequeño de apenas 6 años, terminó con la cabeza fracturada. Al parecer una prensa de hierro (morsa) se le cayó encima cuando estaba sentado en el piso, armando un volantín. El nene fue trasladado de urgencia al Hospital Guillermo Rawson, donde fue operado y ahora se encuentra estable.

Según Daniela Ochoa su hijo Lautaro se encontraba jugando en el patio delantero de la vivienda cuando ocurrió todo. “Mi hijo estaba sentado en el suelo armando un volantín, estaba solo porque a él le gusta jugar así. Yo estaba cerca cuando se le cayó la máquina en la cabeza, pero no pude hacer nada para alzarlo, cuando disparé ya lo había golpeado”, contó la mamá.

La máquina es utilizada por la familia para trabajos del hogar y estaba atornillada a un banco. Nadie explica cómo fue que cayó en la cabeza del menor. “Nadie la tocó y tampoco había viento, no sabemos cómo fue. Parece que no lo agarró de lleno, menos mal. Solamente lloraba y tenía sueño. La ambulancia no venía, tuve que caminar 10 cuadras con el niño alzado hasta que me vio mi hijo que justo venía en moto y me llevó hasta la salita de Santa Rosa”, agregó Daniela.

El pequeño fue trasladado al nosocomio capitalino, donde constataron que había sufrido fractura de cráneo. Luego pasó por una intervención quirúrgica que duró como 4 horas. “Los médicos no sabían si iba a salir. Eso me dijeron antes de que lo operaran, que la intervención era muy riesgosa. Pero yo estaba tranquila porque Dios estaba conmigo. Fue una desgracia con suerte. Ahora está estable, pero la verdad la pasamos muy mal”.

Lautaro continúa internado en el sector de Terapia Intermedia. Los médicos lo dejaron en observación.




Comentarios