El hecho ocurrió en el departamento de Santa Lucía. Celeste y su hija recibieron el amor de todo el barrio Villa Jofré.


Un hecho completamente repudiable y avergonzante en San Juan, terminó con otro solidario y de gran corazón. Celeste Becerra, de 26 años, debió abandonar junto a su beba de 11 meses su casa luego de haber sufrido violencia de género; pero vecinos le construyeron un nuevo hogar para que pueda rehacer su vida.

El suceso ocurrió en el barrio Villa Jofré, del departamento de Santa Lucía, lugar donde Celeste se refugió en la casa de su madre, tras denunciar a su ex pareja, quien por años la golpeó y la agredió también verbalmente de manera sucesiva. Las tres solas debían dormir en la única cama, de la humilde y pequeña casa, según informó el sitio Infobae.

No obstante, a esta historia se le suma otro problema para Celeste, ya que en 2018 se le diagnosticó Lupus, una enfermedad crónica autoinmune que le afecta en sus articulaciones y músculos, generándole dolores intolerables que la hacen depender de medicación constante.

De esta manera, está esperando que le otorguen un certificado de discapacidad para tener su pensión, y se le agrega que las dolencias le impiden trabajar.

Casa Celeste

La historia de Celeste fue conocida poco a poco en el barrio de Santa Lucía, por lo que entre todos los vecinos decidieron reunir fuerzas y recursos, y le construyeron una vivienda en el fondo de la casa de la madre.

“Apenas nos enteramos de su triste situación no dudamos en ayudarla. Celeste tiene un corazón enorme y necesitaba un hogar urgente, aunque sea pequeño, para comenzar una nueva vida junto a su hijita”, dijo Karina Pereyra a Infobae, la vecina que al conocer la historia decidió hacer algo por ellas y organizó a los vecinos para ayudarlas.

Casa Celeste

Celeste, al enterarse, no solamente vivió con emoción el suceso, sino que agradeció uno por uno a quienes le otorgaron ese regalo. “Sueño con tener un trabajo y poder darle a mi bebé una mejor vida”, culminó.



Comentarios