Un sanjuanino con obesidad mórbida tuvo que ser rescatado por bomberos porque cayó de la cama y su famlia no podía ayudarlo. Según publicó Diario de Cuyo todo ocurrió en una vivienda de Chimbas, una localidad al norte de la provincia, a primer ahora de la mañana de este jueves. El hombre tiene 60 años y pesa unos 240 kilos.

La casa del afectado es en el barrio Virgen de Fátima y hasta ahí fueron los Bomberos Voluntarios de Chimbas para asistirlo. Según informaron desde el cuartel al diario local, sus hijos fueron quienes llamaron para pedir ayuda porque su papá de cayó de la cama y no podían levantarlo. En el interior del domicilio, los bomberos montaron un despliegue para poder ayudar al vecino.

Para eso, cuatro bomberos trabajaron en conjunto con una linga y lo levantaron tras media hora de esfuerzos. Afortunadamente, el problema fue solucionado y el hombre no sufrió ningún tipo de heridas. No es la primrea vez que desde bomberos asisten a este tipo de situaciones y hace exactamente cinco días ayudaron a otra persona enferma para poder llevarla al hospita. Fue el sábado 25 de enero cuando tuvieron que asistir a un hombre, también con obesidad mórbida, que pesa 250 kilos y el servicio de ambulancias privado no podía trasladar.

En esa oportunidad, para poder trasladarlo requirieron el esfuerzo de la Policía y el Cuerpo Especial de Vigilancia, además de una ambulancia de alta compledidad que lo trasladó desde la Capital sanjuanina hasta el Hospital Marcial Quiroga, en Rivadavia, donde iba a ser atendido.