Los empleados de un paseo comercial de San Juan aseguran que encuentran pisadas de niño al abrir el lugar.


Los empleados de un reconocido shopping sanjuanino están aterrados por una supuesta presencia paranormal que deja sus rastros en los negocios. Las pisadas embarradas y las cosas que cambian de lugar sin que nadie las haya movido, fueron las primeras señales que alertaron a los trabajadores.

Según publicó Diario de Cuyo, las marcas aparecían en varios sectores del paseo de compras que queda cerrado por las noches, por lo que aún no le encuentran explicación al suceso. 

Las fotos de las pisadas que encuentran los empleados en los negocios.

Todo ocurre en el llamado Patio Alvear, ubicado sobre Avenida Libertador, en la Capital de San Juan. Se trata de un lugar muy concurrido por jóvenes y familias donde hay locales de ropa y patio de comidas.

Sin embargo, por las noches permanece cerrado y por eso le llamó la atención a los empleados ver pisadas de barro del tamaño del pie de un niño pequeño. Además, una guardia de seguridad del shopping le aseguró a sus compañeros que, durante una de sus recorridas, encontró a un nene en uno de los baños que le pidió algunos minutos antes de salir. Era de noche y la mujer relató que cuando volvió a buscar al menor, éste había desaparecido.

Las fotos de las pisadas que encuentran los empleados en los negocios.

“La chica pidió no trabajar más de noche. Acá pasan cosas, ella lo vio, no se movió de la puerta y nunca lo vio salir“, dijo uno de los trabajadores al diario local. Como esa anécdota  hay decenas de historias de empleados del patio de compras que tuvieron algún contacto con el “niño fantasma” y otros que se dieron cuenta de que alguien había movido las cosas de su lugar. No hay pruebas de que efectivamente algo paranormal ocurra en el lugar pero la historia del fantasma ya es una leyenda urbana entre los comerciantes. 




Comentarios