Fue en San Juan. La víctima tiene 14 años y dijo que fue interceptado a pocos metros de su casa, a plena luz del día.


Una mujer de apellido Brizuela denunció este último martes en la Comisaría 17º que un sujeto secuestró, golpeó e intentó abusar de su hijo de 14 años. El hecho ocurrió en el departamento Chimbas, en la provincia de San Juan, a plena luz del día y en una zona muy transitada. Por ahora no hay detenidos por el caso. La policía investiga éste y otros casos de víctimas de depravados que atacaron en plena calle.

Diario de Cuyo pudo hablar con la madre del chico que señaló que cuando fue a comprar pan rallado y queso fue interceptado por un hombre. Ocurrió en calle Centenario, metros al Oeste de Díaz, a pocos metros de su casa. En ese entonces el sujeto (calvo, con un tatuaje de una llama en el rostro, cortes en los brazos y un aro en la nariz) lo amenazó con un arma blanca y obligó a subir a su camioneta negra. “Mi hijo se asustó y le hizo caso”, dijo la madre.

Una vez dentro del vehículo, el menor escuchó cuando el supuesto secuestrador dijo “Ya voy en camino” e intentó escapar. Sin embargo el hombre lo golpeó contra la ventanilla, lo insultó y pidió que se callara. Cundo ya habían recorrido unos 1.000 metros decidió bajarlo. “Le dio una piña en el estómago y lo tiró del vehículo. Antes le había rajado la remera y el pantalón y le había dicho que lo iba a matar a él y a toda su familia“, reveló la mujer.

La zona chimbera donde habría ocurrido el secuestro e intento de abuso.

El joven fue auxiliado por un vecino. La Policía se hizo presente en el lugar a los pocos minutos y llevaron de inmediato a la presunta víctima al hospital, donde constataron que no tenía lesiones. Los padres creen que a su hijo quisieron abusarlo sexualmente y agregaron que el sujeto iba mirando pornografía infantil en el celular mientras estaba con el menor.

Él nos dice que no llegó a hacerle nada, sólo alcanzó a rajarle la ropa. Lo ha soltado sólo porque mi hijo se resistió. Ahora tiene pesadillas y por ahí lo ves y tiene los ojos llenos de lágrimas, quedó traumado. El tipo es un degenerado, un pedófilo“, cerró la madre.




Comentarios