Se trata de los vecinos de un barrio sanjuanino. Dicen que el juego está al rayo del sol, entre espinas.


Una situación insólita le tocó vivir a los vecinos del barrio Las Moritas, ubicado en Caucete, un distrito agrícola de la provincia de San Juan. Es que le pidieron al intendente que colocara juegos para los 200 chicos que viven en el barrio pero el municipio sólo les puso un tobogán, al rayo del sol y rodeado de espinas.

“Esto parece una burla. En el barrio hay una plazoleta chiquita donde se podrían haber colocado algunos juegos. Pero pusieron uno solo y en medio del basural. Con esto Gil nos trató peor que animales”, dijo Yésica Olivares, a Diario de Cuyo. Yésica, es una de las vecinas que pidió por los juegos y además está a cargo del merendero de la zona. Quien colocó el tobogán al rayo del sol fue el ex intendente Julián Gil, de Cambiemos, y lo hizo una semana antes de dejar su gestión tras perder las elecciones contra la pejotista Romina Rosas, quien asumió este 10 de diciembre.

Ahora, los vecinos se pusieron en campaña para sacar las espinas y basura del baldío donde les dejaron el tobogán y pedirán respuestas a la nueva gestión. Es que los niños, ni siquiera pueden jugar en el aparato porque la chapa se calienta tanto al rayo del sol que se tienen que tirar parados, exponiéndose a sufrir todo tipo de heridas. Por las noches, tampoco es lugar para los niños ya que carece de iluminación y se ha vuelto un sitio peligroso.

“Muchas veces le pedimos al municipio que mandara una máquina para que sacara las espinas y compactara el guadal de tierra que hay, pero nunca lo hicieron. Por eso el domingo por la noche empezamos a quemar un poco las espinas y sacar la demás basura, pero no es la mejor solución”, manifestó Adriana Herrera, otras de las vecinas. Ahora le pedirán a la nueva intendenta que plante árboles y pasto en donde está el tobogán o lo traslade a la plazoleta del barrio para que los niños puedan jugar tranquilos.




Comentarios