Belén Molina, de 20 años, se descompensó cuando viajaba en su moto y sufrió un tremendo accidente.


Diciembre llegó con buenas noticias para Belén Molina y su familia. Es que después de un mes de haber estado internada, despertó la cadete de Policía de 20 años que el 31 de octubre se descompensó cuando viajaba en su moto y sufrió un terrible accidente en San Juan.

Aquel jueves, Molina viajaba hacia la Escuela de Policía, donde se preparaba para ser Oficial, en su moto 110 cc. En Chimbas perdió el dominio del rodado e impactó contra un árbol. La principal teoría es que se descompensó.

Estuvo grave, llegaron a necesitar 100 donantes de sangre para ella y le amputaron el brazo izquierdo, por lo que ya no podrá seguir con su carrera de Policía. Sin embargo, en los últimos días, la esperanza volvió a los familiares de Belén y a su novio luego de que ella despertara.

La cadete de Policía junto a su novio, Miguel Gutierrez.

Su pareja y también policía, Miguel Gutierrez, charló con Tiempo de San Juan y contó la salud actual de Belén. “Está bastante bien, recuperándose, está consciente de dónde está y quiénes somos nosotros -por su familia-. Si bien todavía no puede hablar, pero si le preguntamos algo, nos mueve la cabeza y nos responde“, contó el joven. 

Belén ya no usa respirador artifical durante el día, sí durante la noche. “Estamos muy contentos, nos sonríe, por ahí se pierde pero en general la vemos bien”, sostuvo Gutierrez. 




Comentarios