Preparan desde galletas hasta pizzas con el fruto del algarrobo. Sueñan con insertarlos en el mercado.


Los alumnos de la Escuela Juan Enrique Pestalozzi, de la provincia de San Juan, quieren revolucionar el rubro gastronómico con los alimentos caseros hechos de la semilla del algarrobo. Son diversas comidas, como galletas, pizzas y bizcochuelos, que ya son furor en el establecimiento educativo. Ahora los estudiantes pretenden difundirlas para que los comerciantes las incluyan en sus góndolas.

Pizzas, bizcochuelos y galletas, algunos de los alimentos que elaboran los alumnos.

Esta iniciativa comenzó cuando investigaban sobre los árboles autóctonos de la provincia sanjuanina. Junto a la profesora de Tecnología, Marcela Olivares, y la docente Carina Sagua empezaron, los chicos investigaron sobre diversos ejemplares pero cuando llegaron al algarrobo descubrieron los beneficios del mismo y decidieron comenzar a elaborar alimentos con el fruto derivado de él, la algarroba. Así nació el proyecto “Mi amigo, el algarrobo”, del que participan 20 alumnos de 6to grado.

“Los alumnos descubrieron que tienen un valor nutricional muy importante ya que es rico en potasio, calcio y ayuda mucho a cuidar los dientes”, contó la profesora de Tecnología a Diario Huarpe.

Las docentes de la institución también participaron de la investigación.

Los alumnos y docentes realizaron el proceso de elaboración de la harina y empezaron a combinarlo con algunas premezclas, produciendo también alimentos que son aptos para celiacos. Los estudiantes hicieron galletas, budines, pizza y leche con el alimento, la que bautizaron como “algarrobada”. Las comidas y los afiches que explican el proyecto fueron expuestos en el establecimiento educativo.

Pero no conformes con la preparación de los distintos productos, los chicos  llevaron adelante un sondeo por la zona para ver si las personas conocían la existencia de productos hechos a partir de esta harina. También recorrieron varios negocios y descubrieron que ninguno tenía entre sus góndolas alimentos hechos a base del algarrobo. Esto los incentivó a difundirlos entre los comerciantes para que incorporen estos productos a sus negocios y comiencen a venderlos.

Este proyecto compite a nivel provincial en la Feria de Innovación Educativa.




Comentarios