El cuerpo descuartizado e incinerado que hallaron este martes en Albardón pertenece a Brenda Verónica Requena, la mamá sanjuanina que llevaba 5 días desaparecida. Aunque falta la confirmación científica a través de una prueba de ADN, el cadáver tiene la cadenita que la joven de 24 años siempre llevaba colgada. Su marido, Diego Álvarez, es el principal sospechoso del crimen.

Brenda había desaparecido el jueves pasado después de ser descubierta por su marido cuando abrazaba a otro hombre. La última persona que la vio con vida fue su esposo, quien denunció el caso en la Policía y hasta se mostró llorando en televisión pidiéndole a su mujer que regrese a su casa. Sin embargo el caso dio un giro cuando la Policía halló el cadáver, enterrado y entre huesos de animales.

Desde un principio se creyó que el cuerpo pertenecía Brenda porque fue encontrado en la zona donde, según Álvarez, la mujer escapó cuando fue sorprendida por su amante. Sin embargo era difícil identificarlo a primera vez vista. Ahora, con la aparición de la cadenita y el dije de la Virgen de la Medalla Milagrosa, no hay dudas que se trata de la mujer albardonera. Así lo señalaron fuentes del caso al diario Tiempo de San Juan. Ahora aguardan los cotejos de los perfiles genéticos de los hermanos y la madre de Brenda con algunas muestras para corroborar científicamente que es ella.

Con este hallazgo Álvarez, que había sido detenido por lesiones leves contra Guajardo (la relación extramatrimonial de Requena), podría ser imputado de homicidio agravado por el vínculo, alevosía, ensañamiento y femicidio. El hombre es el único y principal sospechoso del crimen de su esposa, y se encuentra alojado en los calabozos de la Comisaría 18º.

Mientras tanto se esperan los resultados de la autopsia. No hay certeza de que a Brenda la hayan descuartizado, creen que el cuerpo se desprendió producto de la alta temperatura, explicaron. Los forenses tienen la complicada tarea de establecer a ciencia cierta si la estrangularon, la acuchillaron o la mataron a tiros, explicaron. En un allanamiento que se realizó en la casa de Álvarez, quien es carnicero y cuatrero, secuestraron al menos cuatro cuchillos para peritarlos.