La municipalidad de la ciudad de San Francisco, llevara adelante un remate público  a cargo del martillero Fernando Panero el sábado 16 de octubre a las 9 horas en la sede del Tribunal Administrativo de Faltas de San Francisco en Av. Cervantes 3657. Se trata de vehículos retenidos por el municipio entre los años 2014 al 2017 que no fueron retirados por sus propietarios.

En la jornada, se subastarán 68 motocicletas y 30 automóviles que se retuvieron y que no fueron retirados por sus propietarios pese a que la municipalidad los notificó fehacientemente para que se presentaran a formular el retiro, contó el secretario de Gobierno Damián Bernarte.

En cuanto a la modalidad de las condiciones de venta, el funcionario detalló que se realizarán al último mejor postor. El 30% del valor total de la compra se debe entregar en concepto de seña durante el acto del remate, ya sea en dinero en efectivo o cheque propio del adquirente a la orden de la municipalidad de San Francisco, mientras que el 70% restante se hará efectivo previo al retiro del bien que se compra y una vez que esté aprobado por parte de la municipalidad el remate que se hizo a través de un decreto”.

Remate en San Francisco

Los compradores que no paguen el precio en el plazo de tres días posteriores a la notificación perderán el derecho a adquirir el bien, quedando el mismo nuevamente a disposición de la municipalidad de San Francisco.

Bernarte aclaró que el remate de los bienes es en el estado en el que se encuentran, por eso se exhiben unos días antes para que los interesados puedan saber que es lo que van a comprar ya que luego no hay derecho a formular reclamo alguno por el estado, la condición o los componentes de los vehículos.

Los vehículos estarán en exhibición para que cualquier interesado pueda apreciarlos los días jueves 14 y viernes 15 de octubre de 7 a 13 y de 16 a 19 horas en la sede del TAF de San Francisco. Para más información dirigirse el martillero público Fernando Panero o al Juzgado de Faltas Municipal al teléfono 03564-310119 de 7.30 a 12 horas

Respecto a la documentación de los lotes subastados, el titular de la Secretaría de Gobierno describió que la misma será entregada por la municipalidad a los compradores previa acreditación del precio; mientras que los gastos de inscripción o trasferencia de las motos o de los autos queda a cargo exclusivo de los compradores.

Los fondos de lo producido durante el remate se incorporarán al erario municipal, invirtiéndose específicamente al área de Policía Municipal. Servirán para solventar los gastos que genera llevar adelante los controles vehiculares, además se reinvertirán en mantenimiento de los vehículos y adquisición de repuestos para los mismos, en compra de insumos para el personal, para el pago de alquiler de grúas cuando se las necesite para traslado, en la compra de equipamiento de comunicación, en fin, el control de tránsito vehicular genera la afectación de muchos recursos por parte del estado municipal y nos servirá para ayudar con esos gastos”, refirió el secretario.

Remate con protocolos

El remate será presencial y al aire libre, permitiéndose el acceso a la cantidad de personas que nos garanticen el distanciamiento social de los presentes, destacó Bernarte, agregando que además se exigirá el uso de barbijo obligatorio durante todo el evento, se tomará la temperatura el ingresar y la utilización de hidroalcohol a quienes asistan. Cumpliendo las legislaciones evitamos las retenciones y los remates de vehículos.

El secretario reflexionó sobre la actitud de algunos conductores de vehículos en la ciudad señalando: La expectativa está en que los vecinos entendamos que resulta necesario cumplir con las legislaciones de tránsito en cuanto a los requisitos legales que debemos respetar para poder circular con un auto o una moto, y la necesidad de cumplir con las obligaciones que tenemos como conductores que utilizamos la vía pública en la ciudad. La municipalidad-continuó- no tiene una finalidad recaudatoria ya que en el contexto de los ingresos que genera el municipio lo que recauda por multas es insignificante”.

En este punto, Bernarte explicó que no se dan secuestros de vehículos por capricho de alguien ya que sin tenemos todo en orden podemos pasar los controles sin ningún tipo de inconveniente. Cumpliendo las legislaciones evitamos las retenciones y los remates de vehículos, a la vez que agradeció al intendente Ignacio García Aresca por el apoyo recibido: Que podamos llevar a cabo la tarea diaria desde la Secretaría de Gobierno y la organización de este remate público es gracias al impulso, al apoyo y a la confianza depositada en nosotros para desempeñar la labor que se nos tiene asignada por parte de Ignacio, algo que valoramos y destacamos.